Claves conferencia: «Origen y pervivencia del nacionalismo vasco»

Con el título “Origen y pervivencia del nacionalismo” celebramos el pasado 25 de febrero la conferencia mensual de nuestra asociación para, en esta ocasión, estudiar el fenómeno por el cual el PNV ha sido capaz de mantenerse en el poder de manera hegemónica en los últimos cuarenta años. Situación que se repite elección tras elección pese a cometer los mismos errores que el resto de partidos políticos –corrupción y mala gestión- y en el caso de esta formación política, como recordó nuestro presidente Carlos de Urquijo, con el añadido de su connivencia con ETA.

Ambos ponentes, Santiago González y Antonio Rivera, coincidieron en que el origen del nacionalismo vasco debe situarse en la revolución industrial. El potencial de crecimiento de la industria vasca y la necesidad de mano de obra –primero a finales del siglo XIX y en el XX en la década de los cincuenta y sesenta- provocó un desconcierto y una incomodidad que Sabino Arana encauzó a través de una ideología xenófoba que pretendía preservar las esencias de los vascos lejos de la “contaminación” de los “maquetos”, en definitiva, la gente que ayudó a construir la prosperidad de las provincias vascas pero no eran nacidos en esta tierra.

Con el paso del tiempo y a pesar de que el PNV siempre ha traicionado a sus compañeros de viaje cuando consideraba que ya no podía obtener nada a cambio –el caso más reciente sería la moción de censura contra Rajoy en 2018- esta formación ha sido capaz de presentarse ante el resto de España como gente razonable y respetable que representa la moderación. Tan es así que con absoluta naturalidad la parte se ha apropiado del todo y el grupo de diputados en el Congreso se denomina precisamente “Grupo Vasco” y el resto de formaciones políticas así les consideran.

Santi González recordó distintas declaraciones del EBB del PNV para acreditar que cuando las cosas se le ponían complicadas, por ejemplo al comienzo o el final de la guerra civil, y no tenía nada que obtener se quitaba de en medio con absoluta hipocresía. Igualmente compartió el argumento utilizado por Carlos de Urquijo en el sentido de que la ocupación de la educación y el adoctrinamiento, así como los medios públicos de comunicación también dominados por ellos, han contribuido de manera definitiva al asentamiento de su ideología, lo mismo que la penetración social en todos sus ámbitos posibles –cultural, deportivo, asociativo etc.-

Por su parte Antonio Rivera, a pesar de todo, consideró que el PNV no es inmune a los casos de mala gestión y corrupción y opinó que, tarde o temprano, también le acabarán pasando factura y tendrá que abandonar el Gobierno.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest